Estamos ad portas de un partido importante que puede cambiar el rumbo de nuestra selección y con ella, la autoestima nacional pero esto no es gratuito. Es producto de la fuerza de un equipo. Este valor está inmerso dentro de la mentalidad del nuevo peruano y es una tendencia firme de la cual nos gustaría hablar en este post.

En general se percibe mucho entusiasmo en el país, pero ¿estamos pasando solo por un buen momento en el futbol? ¿A Gareca le funcionan sus mantras cabalísticas? No lo creo, este trabajo en equipo se está volviendo una actitud que estamos teniendo los peruanos, si quieren llámenlo movilidad social que viene de abajo hacia arriba, con el objetivo de ser mejores, buscando superación, esfuerzo y trabajo.

Desde nuestra posición como investigadores creemos que no es solo una moda, sino un inicio,  un ciclo, y lo estamos viendo en varios ámbitos. Por ejemplo en el gobierno, PPK no es protagonista, dirige con humildad a un equipo talentoso de ejecutivos; tal como un Directivo elige a sus jugadores. Prevalece también el compromiso de logro, donde parecen preguntarse ¿Quién que me puede ayudar a lograr el objetivo? ¿Quién es el mejor en esto o aquello para lograrlo?. Lo vemos también en el mundo laboral, para aquellos que han pasado por etapa de recolocación, el networking ha sido su mejor aliada. El mercado de contactos para impulsar los negocios está creciendo grandemente. Aparentemente no se trata solo de pedir colaboración o buscar al amigo que nos compre, sino en actitud de apoyo, “hoy por ti, mañana por mí”. Ese parece ser el nuevo sentir del peruano.

Espíritu Co-working. Todos somos más que uno.

Parte de esta tendencia se ve reflejada en el aumento explosivo de coworking, una economía colaborativa. En el Perú esto es una señal de mucho más: Signo de los nuevos tiempos donde la unión hace la fuerza #UnasolaFuerza.

Para los emprendedores que tienen una idea de negocio, y para dar un buen servicio requieren de infraestructura, personal, equipo mínimo de oficina, salió el Co-working. No solo se trata de infraestructura y servicio sino de creación, sinergias. En la música, hoy más que nunca es común ver dos o tres cantantes reunidos para crear una canción que sea HIT, no solo es ritmo lo que cruzan sino creatividad, se agrupan valorando lo mejor de unos y complementando con actitud de colaboración.

Espíritu de equipo, espíritu de suma

Espíritu de apoyo, eso es lo que se siente, donde me junto con personas con un norte símil al mío, para lograr cosas, para hacer que sucedan. En todo ámbito las cosas en equipo funcionan mejor. Lo que a mí me falta otro lo puede hacer mejor, dos mentes es más que la suma de sus partes. Según Gestión un espacio colaborativo, incrementa las competencias de las personas y sus ingresos hasta en 40%.

Observamos por ejemplo el colectivismo emprendedor, donde vemos a personas con experiencias dispuestas a aportar ideas y experiencias a los emprendedores, por eso el auge de los talleres de emprendimiento en el país. La experiencia positiva contagia ahora el emprendimiento es por búsqueda de crecimiento personal y profesional, ya no por necesidad.

Por eso creemos que este nuevo ciclo, no va a acabar así Perú no clasifique al mundial, -que por cierto espero que así sea por el impulso económico que el país obtendría. Desde nuestra perspectiva como recolectores de tendencias el trabajo en equipo ya funciono. Ya funciono para Gareca, para los futbolistas que recién empiezan y ven con anhelo sumarse a este equipo. Ya funciono para los fanáticos y que con su entusiasmo y misticismo que acompaña al futbol ya no estaremos hablando de fórmulas matemáticas, ni de fe, ni de “suerte”. Ya funciono para los peruanos.

Porque este nuevo Perú está hecho de equipo y no de individualidades. El Perú somos uno!

Gracias!

Mónica Bernaola
Consultora de Proyectos de Insights & Strategy en Consumer Truth. Master en Dirección de Marketing y Gestión Comercial. Insighter. Administradora. Marketera. Publicista del IPP.

Pin It on Pinterest

Compartir en Redes Sociales