“Lenta y sistemáticamente nos están
negando el derecho a ser complejos y diversos”
Elif Shafak

En una sociedad de restricción, la apertura es el nuevo mindset. La diversidad es un valor, la lucha es de todos y no solo de algunos.

Culturalmente el peruano vive en una ciudad de la furia donde se extremiza todo. Una ciudad donde no se aceptan los grises porque polarizarnos como parte de un extremo u otro es encontrar una definición. Y es que estamos tan acostumbrados a etiquetar las cosas, las personas, los estilos de vida e incluso el éxito; que no nos damos cuenta que es en los matices donde radican sus verdaderos protagonistas.

En una sociedad que polariza, el equilibro es el nuevo centro y la mixtura el nuevo gran valor, producto de la tan arraigada cultura de apertura que vive Latinoamérica, pero sobre todo porque representa el orgullo y la riqueza de nuestro origen como país.

Entonces la mezcla se vuelve un atributo y la diversidad un valor. Porque el Perú no es un solo color, raza o costumbre. Somos la mezcla por naturaleza y por convicción. Hoy en día sabemos que Perú no se puede etiquetar porque su valor está en la diversidad.

El censo nacional 2017 realizado el pasado mes de octubre fue un claro reflejo de esta búsqueda de desetiquetación, ya que motivó la viralización del rechazo a tener que etiquetarnos y definirnos en alguna de las opciones de respuesta presentadas en la pregunta de “costumbres”.

Esto supone orientar el trabajo de las marcas hacia la apertura, fortalecer la oferta desde una perspectiva con mayor diversidad, propuestas que no parametren sino que bajo este nuevo valor hallado en la diversidad le permita al peruano explorar nuevos espacios de consumo. Nuevos intermedios que sean un mejor reflejo de la mezcla única con la que se identifica cada nuevo peruano.

Un claro ejemplo de esta nueva demanda son las financieras que en el tiempo han pasado de empoderar a los grandes a desetiquetar el éxito enfocándose también en la fuerza emprendedora de las minorías. Es así que campañas publicitarias como las de Mi Banco fortalecen esta creciente manifestación por redefinir el rostro tradicional del éxito. Democratizarlo es saber que “para ser exitoso no necesitas tener apellido de avenida”


Fuerza Emprendedora – Mi Banco
Porque hoy, son aquellas voces en off los protagonistas y los nuevos embajadores que  construyen una nueva versión del Perú.

Al medio hay sitio: el poder de las masas, el poder de la ambición.

El poder de las masas se refleja en el crecimiento de los convenience. TAMBO refleja esta intensa búsqueda de Modernización Citadina integrando factores de ambos mundos, es por ello que recurre a la necesaria adaptación de estos formatos modernos para ofrecer sus servicios en espacios tradicionales.

tambo

Hoy en día Lima se adapta a cada estilo, se han democratizado los espacios para cada estilo de vida.

Esta necesaria inclusión de otros segmentos de consumo en la oferta de espacios que no se involucran en la misma categoría, forma híbridos que terminan siendo un reflejo de la necesidad de abrir territorios en el mercado para esta demanda creciente, involucrándola en otros sectores.

Tal es así que por ejemplo tenemos en Trujillo la genial idea de un chico gamer que decidió abrir un bar con videojuegos, trayéndonos un fin de semana entre tragos y video juegos.

correoFuente: Diario Correo

Así mismo encontramos también la Lima Asiática que surge como una respuesta a esta necesidad de democratizar el consumo a todos los interesas y no solo segmentarlo en la Lima tradicional.  Esta respuesta se ve reflejada con el espacio que se ha abierto en el mercado con propuestas televisivas en canales como Willax que tienen una programación referida a la cultura asiática a través de su segmento Asia Pop.

“La vanidad no es cuestión de elitismo, dinero o clase. Ya no es clase alta, sino actitud alta!”

Se Democratiza la estética: el mundo de los barbershops

Hoy día la vanidad no tiene género ni elite, ha pasado de ser un roll femenino a formar parte también la identidad y autopercepción masculina. Se ha cambiado este concepto porque hoy verse bien no solo es un gusto o una búsqueda de las mujeres, es un campo en el que los hombres también quieren resaltar por ello demandan la democratización del consumo de belleza con la adaptación y apertura de nuevos espacios de estética para hombres.

barbershop

Cansados de etiquetar el éxito, buscamos redefinir el rostro de esta palabra.

En el mundo culinario podemos encontrar un gran embajador peruano a nivel mundial como Gastón Acurio quien obtuvo el premio mundial de gastronomía en Suecia en el año 2013. Para este entonces constituyó toda una revelación por la tradicional forma de representar femeninamente este mundo.

Gaston Acurio

La coyuntura nacional que se vive hoy, nos demuestra que hay un fuerte movimiento en favor del empoderamiento de roles femeninos en espacios políticos, deportivos, laborales, etc. Por ejemplo, acostumbrados a masculinizar el mundo de la política vemos que en la actualidad hay una mayor participación de rostros femeninos. Mercedes Araoz, primera ministra de la república y la segunda congresista con mayor aprobación en su momento. Claudia Cooper que actualmente se desempeña como ministra de economía y finanzas del Perú. En el mundo deportivo no reconocer los logros de kina Malpartida, Inés Melchor, Gladys Tejada, Sofía Mulanovich, etc; se torna imposible. Y así podríamos mencionar a una larga lista de representantes que poco a poco han decidido pasar de minorías espectadoras a hacedoras de sus propios espacios protagónicos.

cristina

Este nuevo mindset de apertura empieza a generar igualdad de oportunidades en participación

Entonces se empieza a hacer visible este gran involucramiento de la sociedad con la responsabilidad de empoderar a las mujeres inclusive desde temprana edad porque están creciendo bajo nuevos parámetros y la sociedad y las marcas tienen el deber moral de fortalecerlo y fomentarlo. El nuevo consumismo tiene y debe tener una perspectiva más integradora y desetiquetada que involucre redefiniciones de feminidad y evoluciones en la forma en como representar su poder.

Ante esta realidad latente la ONU decidió crear el día internacional de la niña, Es así que algunas instancias del gobierno junto con el gran trabajo realizado por algunas ONG´s como Plan internacional, se encargaron de fomentar aquí en el Perú esta ten que se iba posicionando en el mundo.


Toma del poder de alcaldesa escolar de Piura a la presidencia del consejo de ministros
Mercedes Aráoz, Primera Ministra del Perú se unió al movimiento #NiñasAlPoder en el marco de la campaña por el día  de la niña.

La iniciativa de las marcas frente a este creciente empoderamiento se hizo visible con empresas como coca cola quien a principios de año presentó a su primera gerenta general mujer: Evangelina Suarez.

evangelina suarez
Fuente: Diario Gestión

Y marcas como NIKE pasan de protagonizar el deporte con figuras masculinas a democratizar el rostro del éxito deportivo y demostrar también el logro de las mujeres.


Nike: What are girls made of?
“Somos mucho más que “flores”, “chismes” y “mermelada”.” Nike redefine lo que significa ser una chica y demuestra que un género no basta para definir ni delimitar los poderes de sus ideales.
“Estás hecho de lo que haces” “Cree en más”. 

Hoy en día el Perú pasa de minorías con poder a mayorías con decisión donde ser minoría no demerita tu logro sino más bien heroiza tu esfuerzo.

Todos podemos tener un pedazo de éxito que el Perú añora. El éxito no tiene apellido, sexo, edad, no tiene etiquetas.

Por ello el gran rol de las marcas está en desetiquetar la marcada segmentación de ciertos productos y servicios que ofrecen. Porque la inminente democratización del consumo está arrasando con toda las formas tradicionales de segmentar y dando conocer a esos nuevos consumidores que día a día van reflejando este cambio de paradigmas sociales, económicos y de ambición.

Es así que podemos resumir la democratización del consumo en tres cambios importantes:

  • De debilidad que denigra a fortaleza que reivindica.
  • De la monopolización del éxito a la desmonopolización del éxito con embajadores de nuevo rostro.
  • De consumidores que aceptan lo que las marcas ofrecen a consumidores que exigen la democratización de sus intereses

En Consumer Truth nos encargamos de entender a las personas, comprender sus actitudes y avizorar los cambios culturales contextualicen tendencias relevantes tanto para el consumidor como para las empresas. 

Gracias!

Si quieres conocer más de los Reportes de Insights y Tendencias puedes explorar aquí: http://www.consumer-truth.com.pe/reportes/

Coyani Joselyn Gómez Gonzalez
Insights Trainee en Consumer Truth y estudiante de la Universidad Nacional del Callao

Pin It on Pinterest

Compartir en Redes Sociales