Es innegable el crecimiento de Lima, hoy los edificios de vivienda en Lima aparecen tan rápido como los Tambos en las esquinas. Y es que la oferta y la demanda por espacios de vivienda pareciera que está en un punto álgido. Pero, ¿qué hay detrás de esto? ¿Se trata de construir y cubrir necesidades de vivienda? O es que tras esta lógica de construcción expansiva existe algo más…

Si bien el número de viviendas ha aumentado, y con ello el precio (con lo que el fantasma de la burbuja siempre acecha) hoy dejaremos eso de lado. Hablaremos desde una lógica social y cultural, hablaremos más allá del cemento e intentaremos llegar a ver a  través de los ojos del consumidor lo que podría significar la vivienda para este nuevo peruano.

No podemos quedarnos solo en edificios bonitos, tenemos que pensar en entornos, vecindad y sentido de comunidad. 

El primer punto que tocaremos es el mismo centro de cualquier edificio residencial, su gente y sus reglas. Cuando el edificio se entrega, se entrega al dueño y al vecino. Es ahí cuando comienza una nueva unidad: Edificio + Vecino + Convivencia; y vaya que es un reto organizar esto. Cada familia tiene su particularidad y cada familia es única y convivir en espacios tan cercanos de convivencia implica un ejercicio de ciudadanía para la que muchas veces los ciudadanos no están listos.

nuevos barrios

No estamos vendiendo metros cuadrados sino vecindarios y vecinos!

¿Qué hacer entonces? Las juntas vecinales existen para ello, sí. Pero tal vez el involucramiento de las inmobiliarias sería importante para este objetivo. El correcto uso de la comunicación a la hora de ofrecer un concepto de vivienda, o porque no la implementación de programas de convivencia pueden ser opciones que harían más atractiva la compra y de pasada activar desde antes de la entrega la convivencia entre vecinos.

Otro punto es la no “desnaturalización” de los barrios, los códigos y costumbres de las personas fuera del edificio a veces hacen más ruido que la propia convivencia. Y el cambio brusco al colocar un gran edificio en el barrio puede hacer que no solo se tengan problemas sino que el mismo edificio en si pierda la tranquilidad que se supone debería proporcionar una nueva vivienda.

Destaco lo dicho por ejemplo por el Sociólogo peruano Omar Pereyra sobre la Residencial San Felipe “Hay términos compartidos que tienen que ver con lo cotidiano. Por ejemplo, nadie dice “San Felipe”, sino “la resi”. Y “tener resi” es conocer a la gente de aquí.” (El comercio, 2017)

Y es que no podemos negar la identidad de un barrio al momento de llegar a él. Hablamos de Gentrificación económica sí, pero hoy lo que podríamos estar viviendo es una “Barrificación” un sincretismo cultural donde los nuevos barrios se trasladan a los edificios y las nuevas identidades barriales se forjan en estadios verticales.

Un movimiento de mentalidad y visión social: ¡El cambio al barrio no implica irse de él!

Las inmobiliarias tienen un rol más allá del desarrollo arquitectónico y urbanístico, tienen la misión social de apostar por el cambio ciudadano, por el ornato, por la recuperación de los edificio y del sentido de convivencia.

La gente demanda una inmobiliaria con visión social y con un propósito no solo comercial. Un propósito transformador y aliciente de nueva mentalidad en cambio.

Y este punto quisiera rescatar la labor de las inmobiliarias que apuestan por no solo el cambio no de barrio, sino por cambiar al barrio. Como ejemplo me gusta resaltar a la Inmobiliaria Armas Doomo, con la cual he venido trabajado por casi un año de la mano con Consumer Truth, la cual es parte de esta  transformación.

armas doomo

En parte de mi labor como analista Insighter en este proyecto he podido rescatar el valor de Armas Doomo al construir edificios en zonas donde el cambio no implica el cambiar al barrio. Proyectos como Alto Lima en la Av. Grau en La Victoria o Nexo en Surquillo, son buenos ejemplos de ellos. Y el más reciente de ellos “La Nueva Perla” en la avenida la Paz en el distrito Chalaco de la Perla, los cuales son motores de orgullo para barrios que ansían recuperación.

Celebro y espero más iniciativas como las de Armas Doomo la cual es pionera en esto y de verdad creo que el futuro de la vivienda en el Perú para por esta transformación.

Gracias!

Fuentes y referencias: 

  • “Limeños Prefieren Comprar Vivienda En Pareja” – PressPeru (Febrero 2018)

http://pressperu.com/limenos-prefieren-comprar-vivienda-en-pareja/

  • “¿Puedo pasear desnudo en mi casa?, por Raúl Castro”  El comercio (Febrero 2018)

https://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/espacio-privado-publico-intimidad-pasear-desnudo-mi-casa-noticia-497364

  • “5.885 viviendas de Lima participarán en Mivivienda Verde” – La Republica (Marzo 2018)

http://larepublica.pe/economia/1209811-5885-viviendas-de-lima-participaran-en-mivivienda-verde

  • “San Felipe es uno de los proyectos mejor pensados de Lima” – El comercio (Febrero 2017)

https://elcomercio.pe/lima/san-felipe-proyectos-mejor-pensados-lima-164377?foto=4

 

 

Analista en Insights y Estrategia en Consumer Truth. Administrador Insighter y Trendhunter. Mi consigna: Revalorar aquellas cosas que la gente ya no valora