Plantar un arbol, escribir un libro, tener un hijo….
hoy tiene muchas más dimensiones de realización.

Nunca jugué a ser mamá, tampoco a las tacitas, no me interesaban las muñecas, tampoco los niños. En su momento no parecía ser un futuro posible para mí. No me enorgullezco, tampoco me arrepiento. No me hace peor ni mejor persona. Las circunstancias cambiaron con el tiempo, pero al final terminé con un matrimonio feliz pero sin hijos. Hoy disfruto de mis sobrinos, ahijados y en futuro, de mis perri-hijos. ¿Acaso no se puede ser madre de otra manera? ¿acaso ser madre es lo único que podemos ofrecer al mundo? ¿acaso no hay otras formas de dar a luz? De eso necesitamos hablar más las mujeres, de esas mujeres necesita saber más el mundo.

Con esta reflexión empezó el post que escribí y puse en mi muro de Facebook y twitter días atrás, por supuesto que se abrió el debate y sin querer empecé a recoger interesantes confesiones de muchas otras mujeres, solteras, casadas, madres, no madres y en general ciudadanos que tenían legítimas ganas de comentar sus propias experiencias y reflexiones.

Personalmente admiro a las madres, y su gesta de engendrar y criar hijos. Es algo que veo en mi propia madre, tias, primas, amigas y familia en general. Sin embargo, para mí la maternidad no es una cuestión de blanco y negro, hay zonas grises y muchas formas de entenderla. En suma, a mi la maternidad me parece admirable, solo que la entiendo de otra manera. Hay muchas mujeres que no hemos podido ser madres y otras que pudiendo, tal vez no desean serlo y por supuesto han encontrado en otros roles y funciones, la realización de su vida.

Aquí abro el debate con algunas opiniones públicas que recibí en twitter de parte de algunas colegas y ciudadanos en general:

  • Marissa Pozo @MarissaPozoGarc: “Un tiempo pensé que no sería madre. Quería ir a MIT, con postulación auspiciada x un profe de la u exMIT. Quedé embarazada. Decidí ir por ser madre. Tal vez no fui a MIT, pero mi hijo me impulsó a hacer todo. Lo que tiene que ser, es. Punto”.
  • Gisela Peralta  @gsllperalta: “De acuerdo, es decisión de cada mujer ser o no ser madre, yo tampoco quería ser mamá pero vivirlo es otra cosa. Eso si hay camino para recorrer en la equidad de responsabilidad con los hijos, de ahí el paradigma de la falta de libertad o retraso. Saludos!”
  • Ximena Diaz  @chicaequis, de la boutique de tendencias Trendsity Argentina apuntó: “Por supuesto que se puede maternar amigos, familiares, proyectos, ideas! Ser madre no tiene por qué ser el destino único de una mujer. El imperativo de reproducción es una construcción cultural basada en valores, como tantas otras”.
  • Claudia Ibarra Soto  @clauibarra0210, planner y estratega mexicana: “Hoy vivimos cambios que plantean nuevas normas y decisiones que se toman día a día en muchos aspectos. Sin duda, éste es todo un tema que trae reflexiones y lo mejor es respetar la convicción de las personas. Justo estoy leyendo Morherhood de Sheila Heti. abrazo!!”
  • Esly  @esly___ “Bueno, SER madre sólo se puede de una forma, no hay otra: siéndolo y ya. Pero claro que es válido y plausible el que muchísimas mujeres hoy no deseen tener hijos sino enfocarse en lo personal, profesional, etc a su propio estilo y gusto.
  • Jess  @la_cruzaz “Usted menciona la palabra precisa: decisión. Una mujer decide ser madre y asume las responsabilidades de eso. Una mujer que decide no serlo, tiene argumentos tan válidos como la primera. A ambas se les respeta. Ambas dejarán su legado en el mundo. Ambas tienen el mismo valor.

Les agradezco a todas y todos sus comentarios. No pretendo ser dueña de la verdad, ni mucho menos plantear un debate cerrado de posiciones correctas/incorrectas… solo pretendía alzar la voz por muchas mujeres que tal vez no aparecen en la foto y sin embargo son muy valiosas tanto como las madres. Estas mujeres que, independientemente de sus deseos o capacidades reproductivas, han dado a luz a muchas ideas, proyectos y por supuesto han maternado a hijos adoptivos, sobrinos, ahijados y muchos seres vivos en general.

Para muchas de esas mujeres para quienes la maternidad nace del vientre o del corazón, un muy feliz año!

Cristina Quiñones Dávila

Cristina Quiñones Dávila

MBA y CEO de Consumer Truth, consultora de Insights y Estrategia. Psicóloga del Consumo y fiel creyente del poder de los insights para transformar mindsets y organizaciones. Autora de los Libros “Desnudando la Mente del Consumidor” (Planeta, 2013) y “Estrategias con Calle” (Planeta, 2019).
Cristina Quiñones Dávila