<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=491783019301391&ev=PageView&noscript=1" />
Luis Alberto Sánchez Jiménez

Luis Alberto Sánchez Jiménez

Trends Explorer & Hunter. Consultor en Insights y Estrategia en Consumer Truth. Administrador Insighter y Trendhunter. Mi consigna: Revalorar aquellas cosas que la gente ya no valora
Luis Alberto Sánchez Jiménez

Felices 200 años Perú, 200 años de un Perú cambiante, curioso, transformador, retador y sobre todo con mucho que reflexionar. Es en este Perú en el que vivimos que debemos replantearnos aquellos retos que como peruanos debemos asumir.

Y es que no hay que estar ciegos para ver que el Perú ha avanzado en lo económico, como país, como sociedad. Pero a la par del crecimiento vienen las responsabilidades, responsabilidades con nuestra gente y con nuestra forma de pensar que hacen que hoy el Perú tenga retos, retos que debemos superar.

Por ello en Consumer Truth, queremos explorar cada uno de estos retos de cara no solo al bicentenario, sino también de nuestro rol viendo más allá de lo evidente.

RETO 1: Más inclusión, menos discriminación

El peruano y las nuevas generaciones cada vez son más críticas con la realidad y sus diferencias. Una sociedad donde los nichos se integran a la día a día y se normaliza a las minorías. Sin embargo, esto es gracias a los invisibles que hacen notar su voz, invisibles que incluso se les quieres quitar su voto. Y es que el reto lo vemos a diario, desde twitter donde la visibilización del abuso aumenta hasta en las propias ciudades, donde capital vs el resto cada vez es más notorio. Páginas como @accidentalsutep en twitter o el caso de Anahí Medrano en Tailoy, visibilizan la necesidad de luchar a favor de una sociedad más inclusiva y con menos discriminación.

peru06

¿Qué podemos hacer? Entrenar la Empatía. Crear conciencia más allá de la etiqueta y de las marcas. Porque podremos tener distintas condiciones, pero hay 2 que compartimos todos, la peruanidad y la humanidad y eso, debemos celebrarlo

RETO 2: Más solidaridad, menos egoísmo

En el Perú, el problema de uno ya no es solo personal, si se levanta la mirada, el resto ya no la agacha, el peruano se ha vuelto más solidario, los problemas comunes ya no SOLO se resuelven con polladas. Seguimos siendo muy individualistas, pero al bicentenario el peruano ha aprendido que la vida le ha dado tanto, que es necesario devolverle algo a la vida. La solidaridad ha dejado de ser un valor extraño para ser un valor común, dejó la banca de los valores y ha salido al partido, ahora es titular. Incluso hay más conciencia de apoyo al microempresario, el apoyo al casero pesa tanto como el apoyo a las marcas. No solo es comprar al productor, es apoyar desde el inicio de la cadena, así no te saltas personas, no te saltas beneficiarios, el sol si cae para todos. Hemos tapeado la grieta de la indiferencia, pero falta arreglar toda la base. Iniciativas como los Business Showers hacen notar esta solidaridad colaborativa que ha desarrollado el peruano, un ejemplo de ello son la asociación Gea Wasi de apoyo a mujeres que buscan independencia económica o Aventuras a Crochete con Silvie, un negocio local que utiliza la colaboración como bandera de negocio.

peru02

¿Qué hacemos con este reto? Cuando colaboras con alguien más no solo colaboras con el negocio, colaboras contigo mismo, con tu espacio en la sociedad. La solidaridad es como un musculo, no se vuelve más fuerte con solo levantar un kilo, hay que entrenarlos, hay que tener disciplina. La solidaridad debería salir del estante de los valores y pasar a ser titular.

RETO 3: Más reconocimiento, menos brecha social

Debemos celebrar el rol de la mujer en el Perú hoy, una mujer activista, que es protagonista, pero se siente no apoyada, no representada y la brecha de género es cada vez. El reto en este caso es la paridad de género, dar la oportunidad de expresarse, de salir a la calle, que se siente menos vulnerable y que respeten su denuncia social. Revalorizar el rol cultural de la mujer peruana, con menos prejuicio y más juicio para hablar. En este momento podemos decidir entre verlo o ignorarlo. Iniciativas como #NadaNosdetiene de Vania Masías y GenderLab que junto a BID y 12 empresas pioneras lanzaron #ELSA, una herramienta digital para prevenir el acoso sexual laboral bajo la premisa de que «el Acoso Sexual es una realidad y existe en las empresas

peru03

¿Qué podríamos hacer? Repensar nuestra realidad. Porque si las columnas de la sociedad no son iguales, el país no avanza. Para un Perú del bicentenario es necesario no solo el crecimiento económico o político, sino el social y sobre todo la paridad en género, pensamiento, valores y gestión de marcas.

RETO 4: Más visión país, menos centralismo

No podemos seguir mirando las regiones con ojos de turista (limeño) sino que tenemos que hacerlo con ojos de ciudadano local, hacernos parte de la cultura, tener empatía. Lima No es el Perú y nuestro deber profesional y ciudadano es construir una identidad colectiva que respete nuestras diferencias pero que también nos unifique en torno a nuestras comunalidades. Las ciudades ya dejaron de tener una “Lima jefa” y comienza a exigir igualdad, levantar la voz, mandarse ellas mismas. Iniciativas como Trujillo en Acción, donde distintos profesionales apoyan a emprendedores o PROA que es la primera asociación peruana sin fines de lucro que conecta personas que quieren hacer voluntariado con asociaciones de todo el Perú. 

peru04

¿Qué podemos hacer para superar este reto? El Perú es como una gran madre, que debe dejar que cada hijo crezca como debe creer (Sabrina Román, Insights Hackaton 2021) el reto es creer y confiar más en el poder de las regiones y entender que Lima no es diferente al resto, dejar de vivir de la historia y tener un nuevo futuro. El Perú debería vivir con una historia que borra las páginas de las diferencias y deja hojas en blanco de un nuevo comienzo.

 

RETO 5: Más compromiso social, menos cultura combi

Debemos resignificar el valor de la criollada más como solucionador, que como saltador de pasos y no pasar sobre el otro, sino avanzar de la mano. Seguir viendo al criollo, pero no como el “vivo” sino como el que soluciona, el que resuelve problemas reales y no los crea. Las iniciativas de negocios locales en pandemia nos han mostrado a un peruano más resolutivo, pero colaborador con una criollada propositiva. Un ejemplo de ello es el Emolientero anónimo, que en medio de la pandemia transmitió el partido peruano en una pantalla en su puesto, o la ya famosa Palta Emocionada que nos muestra que, con una buena idea, sin sacarle la vuelta a la situación, podemos salir adelante. 

peru05

¿Qué podemos hacer para seguir sumando a esto? Impulsar la criollada para golpear menos y dar más la mano, el ingenio puesto en valor. La picardía del peruano no debe manchar su esencia sino que debemos rescatar el valor positivo de la picardía como creatividad como ingenio y no como viveza.

Como vemos, de cara al tan ansiado bicentenario tenemos muchos más retos que cumplir como personas, sociedad y marcas. Es necesario el poder explorar de manera interna cada uno de estos retos y dar un mirada que sume y nos una cada vez más como peruanos.

El gran reto para cualquiera que desee sumarse a estos retos como persona o marca está en comenzar a abrir la mente y dejar atrás los paradigmas que nos acompañan como sociedad. Dejo sobre la mesa estos retos para que tengamos cada vez marcas más humanas.

Desde Consumer Truth, agradecemos poder acompañarlos en este bicentenario y esperamos poder seguir construyendo un Perú mejor juntos.

Gracias!

Luis Alberto Sanchez Jimenez
Consultor en Insights y Estrategia en Consumer Truth

logo consumer truth

¿Insighteamos juntos?

Somos una Consultora de Insights y Estrategias con Calle. Humanizamos los negocios en un mundo donde muchos piensan y pocos sienten. ¡Contáctanos!

Consumer Truth

Av. Roca y Boloña 325, Int. 501,
Miraflores, Lima 18 – Perú
Teléfono: +51 998 244 997
Email: contacto@consumer-truth.com.pe